Nuestra institución brinda desde los primeros años de vida la práctica de valores en nuestros alumnos, proyectando a que sean estos la base para una Formación Integral que les permita una Convivencia Social generando un alto grado de autonomía, necesaria para vivir en un ambiente de participación democrática. En el diario de la práctica Pedagógica, vale la pena resaltar la individualidad como herramienta fundamental en el desarrollo de los procesos académicos y sociales, rescatando siempre las fortalezas y habilidades de los estudiantes, siendo estas, los instrumentos más acordes para la potenciar habilidades y superar dificultades.